Los captchas

Lo de los captchas, a veces, llega a ser desesperante. Entiendo que los sitios web tengan que comprobar si quién está interactuando es un hombre o una máquina pero... hace perder tanto tiempo. Ahora sé que en realidad no es tiempo perdido sino que es tiempo que le estoy regalando muchas veces a Google. Ahora no sé si alegrarme o llorar. El vídeo del argentino Luis von Ahn merece la pena.

tags: